Al igual que la ira,  el miedo  exagera las cualidades negativas de aquello a lo que tenemos miedo.

Los miedos son muchos: Miedo a la muerte, miedo a la vida, miedo a la vejez, miedo a  la enfermedad, miedo a la pobreza, miedo a los accidentes, miedo al rechazo, miedo hacer el ridículo, miedo a perder las posesiones, miedo a equivocarse, miedo al fracaso, miedo al éxito, miedo a la soledad, miedo a posibles catástrofes, Etc.

Vivimos constantemente con miedos y temores, algunos pocos con base real, los demás imaginarios.

En esta terapia lo primero que has de entender es que el miedo que daña y destruye el alma es el miedo imaginario, inútil o inapropiado. Y es muy diferente del miedo instintivo, real o apropiado.

Este miedo imaginario o impropio surge en la imaginación y no tiene fundamento real como el miedo que pueda sentir una persona por un posible ataque de un posible perro o un posible accidente que pueda sufrir ante un posible terremoto, etc. también este tipo de miedo puede aparecer ante cosas que no pueden perjudicarnos como tenerle miedo a una cucaracha; o ante cosas que no podemos evitar, como el miedo a envejecer.

Es este tipo de miedo el que atormenta y hace sufrir a la mayoría de personas durante toda su existencia, haciendo su vida miserable.

Este miedo irreal surge del ego por su condición de separatividad es este tipo de miedo el que da origen al enojo, al odio, a la violencia.

Esta clase de miedo puede adoptar diversas formas: desazón, inquietud, preocupación, ansiedad, nervios, tensión, fobia, etc.

En esta terapia de superación del miedo contamos con ejercicios y practicas espirituales, así como prácticas energéticas y prácticas mentales.

¡QUIERO UNA TERAPIA!