Si deseas mostrar tu gratitud por el trabajo que vengo desarrollando invítame un café…

Mas si estás lejos y no me puedes invitar el cafecito, puedes donarme el equivalente un dólar.

Sabes que a lo largo de varios años vengo haciendo esta hermosa tarea en beneficio, del prójimo, de ti… en especial de todas las personas que sufren y también de aquellas que desean encontrar un significado a este problemático samsara y comprender el sentido de su vida… entonces, si tu has recibido algún bien y te sientes agradecido puedes apoyar mi trabajo haciendo una donación amorosa, no importa en absoluto la cantidad sino el hecho mostrar tu gratitud y de ayudar a la continuidad de la obra.

Por eso te decía ¡invítame un café!

Muchas gracias por tu apoyo que con toda seguridad será de gran bendición para ti, para la humanidad y para los que estamos en este hermoso qué hacer.


¿CUÁNTOS CAFECITOS ME INVITAS?